Esta mañana se realizó una nueva Asamblea General del Sindicato de Docentes de la UACh.

En la reunión, realizada hoy martes 14 de enero, se abordaron en primer lugar temas de contingencia nacional, particularmente, sobre el contexto actual del sistema de acceso a la educación superior.

Posteriormente, se conversó sobre la situación interna de la universidad frente a la calendarización de actividades para las carreras de pregrado a partir de marzo y, por último, se abrió la palabra para entregar visiones e interpretaciones sobre la declaración que firmaron 9 decanos de la universidad en la que, utilizando medios institucionales, piden al rector aplicar medidas “que hagan efectiva la responsabilidad funcionaria” para el académico y director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales, Robinson Silva, en el contexto de sus declaraciones en solidaridad con dirigentes estudiantiles criminalizados por el Gobierno y la Ministra de Educación.

Sobre este último punto, la Asamblea del SINDOC acordó emitir una declaración pública repudiando las acciones de estos 9 decanos que amenazan la libertad y derecho de opinión.

DECLARACIÓN SINDICATO DE DOCENTES UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE

En relación con los hechos acontecidos en los últimos días tras las declaraciones de la Ministra de Educación, Sra. Marcela Cubillos, los dichos de nuestro colega Robinson Silva y la declaración pública emitida por 9 Decanos de nuestra Universidad, como Sindicato de Docentes de la Universidad Austral de Chile declaramos lo siguiente:

  • No es posible desprender esta situación del contexto político y social que se vive desde el 18 de octubre del año pasado. Por más de 80 días, nuestro país se ha visto sacudido por una ola de protestas y muestras de malestar ciudadano en contra de un modelo económico y político injusto. Esta desigualdad se expresa en un sistema educacional que reproduce las brechas entre ricos y pobres en todos sus niveles, situación que ha sido puesta de manifiesto por los estudiantes desde hace mas de una década. Además, se suma la persecución por sus acciones políticas a jóvenes, niños y niñas que buscan mejoras en el proceso de admisión, y a los cuales, se les ha vulnerado los DDHH y sociales que les asisten.
  • La discusión que propiciamos desde el SINDOC y la Universidad Austral de Chile apunta a la búsqueda colectiva de mecanismos de ingreso a la educación superior más justos y equitativos. Por lo tanto, las aseveraciones de la Ministra van en un sentido contrario a los principios democráticos de la educación como un derecho.
  • Aún cuando la respuesta institucional emitida por rectoría, que aclaro los procesos de ingreso a la Universidad, se hizo pública una Declaración de Decanos por las redes sociales que apuntaba a la búsqueda de “responsabilidad funcionaria” frente a los acontecimientos. Lo anterior, refleja una medida autoritaria, en instancias no institucionales, inconsulta a los cuerpos colegiados y sus facultades que, más bien, responde a una búsqueda de sanción política y no al resguardo del prestigio institucional que dice velar.
  • En una comunidad universitaria, librepensadora, autónoma de los poderes del estado, laica y pluralista, no debiese imperar este tipo de prácticas punitivas y persecutorias, contrarias al fortalecimiento de la democracia universitaria.
  • Llamamos al conjunto de actores de la Universidad a promover el diálogo, la participación y el debate inclusivo, que nos permitan responder a las demandas sociales que en este momento el país demanda y las cuales seguiremos apoyando como Sindicato.