Homenaje a ex académicas por su compromiso con la equidad de género

Este martes 21 de agosto el Sindicato de Docentes celebró la “Ceremonia de Reconocimiento a ex Académicas”, sumándose con esta actividad al “Mes del Género y la Diversidad UACh”. La directiva del sindicato decidió homenajear a 5 de sus antecesoras en las reivindicaciones de equidad y justicia respecto a las enormes brechas de desigualdad de género que existen tanto en la comunidad universitaria como en la sociedad en general.

El acto comenzó con las palabras de Claudia Letelier Velásquez, presidenta del SINDOC, quien llamó a reflexionar sobre la distribución de las mujeres dentro de la planta académica de la universidad. “La paridad desaparece cuando analizamos el cuerpo de académicas por categoría, observándose el efecto tijera de que a mayor categoría, menor porcentaje de mujeres. Estos datos nos muestran que a pesar de los avances conseguidos en temas de género a nivel nacional e internacional, la igualdad entre hombres y mujeres no es una realidad en el ámbito académico y sigue existiendo el llamado “techo de cristal” al interior de las universidades”, declaró en su discurso inaugural.

La representante de los trabajadores y trabajadoras docentes de la UACh con afiliación al sindicato, expresó su gratitud hacia las homenajeadas al finalizar su intervención: “Muchas gracias lindas mujeres académicas, por instalar en nosotras, sus sucesoras, huellas profundas con respecto al derecho de las personas, ahora muchas de nosotras miramos a través de los lentes violetas que tanto necesitamos”.

Posterior a una presentación artística, a cargo de los profesores Juan Carlos Soto Mesa y Bárbara Undurraga Machicao, la académica Debbie Guerra Maldonado, de la Comisión de Género y Diversidad del SINDOC, hizo referencias sobre las ex académicas allí presentes: María Isabel del Río Varela. (Instituto de Matemáticas, Facultad de Ciencias), Gladys Mujíca Arredondo. (Instituto de Comunicación Social, Facultad de Filosofía y Humanidades), Marta Santana Soto. (Facultad de Medicina) y Rosa Trumper Margulis (Instituto de Matemáticas, Facultad de Ciencias).

“Cada una de ellas, María Isabel y Rosa Eugenia desde las matemáticas, Marta desde la matronería y Gladys desde el periodismo, constituyen un puente, quizás sin saberlo, entre el movimiento de mujeres estudiantes de la UACh, de la década de los 80 y 90, con el del 2018, tejiendo redes invisibles de sororidad, es decir de pactos, entre mujeres diferentes y disidentes. Como todas y todos, las pioneras, nuestras compañeras y colegas, tuvieron que enfrentar cuestionamientos, burlas y escarnios, pero su convencimiento no las hizo retroceder, al contrario, reafirmó su compromiso con la necesidad de transformación”, manifestó Debbie Guerra Maldonado antes de hacer entrega de un símbolo de reconocimiento a cada una de las ex académicas homenajeadas.

La ceremonia finalizó con ambiente de emoción y fraternidad luego de la lectura del poema de la escritora estadounidense Maya Angelou, “Mujer Fenomenal”, y un “ritual de cierre de ciclo” a cargo de la docente Angela Niebles Gutiérrez.

Impresiones de las homenajeadas:

Rosa Eugenia Trumper Margulis, quien fue académica del instituto de matemáticas desde el año 1970 hasta hace solo 2 meses, declaró estar muy agradecida del reconocimiento hecho por el sindicato: “Empecé a trabajar estos temas en los últimos 20 años que estuve aquí en la universidad y es muy emocionante que después de tanto tiempo haya un reconocimiento, especialmente que venga desde las mujeres. También es muy grato que este sea compartido con la profesora María Isabel del Río Varela, quien fue mi estudiante y colega durante muchos años, en realidad estoy muy emocionada”.

Al preguntarle si la situación de desigualdad se ha reducido desde su primera época en la universidad hasta ahora, Rosa Eugenia explicó que: “se ha visibilizado mucho, pero si escuchamos lo que contó Claudia (presidenta del SINDOC), sobre la distribución de  las mujeres en la universidad, el primer estudio que hicimos en el año 1997 no es muy distinto, no ha mejorado mucho”.

Gadys Mujica Arredondo, quien fue la única mujer en el consejo del Instituto de Comunicaciones durante su carrera académica, declaró sobre la importancia de este tipo de distinciones: “La verdad falta en la universidad el reconocimiento a muchas mujeres que hacemos una labor permanente, en el sentido de tratar de respetar la diversidad, tratar de respetar la equidad”.

Al preguntarle si la situación de desigualdad se ha reducido desde su primera época en la universidad hasta ahora, Gladys manifestó que: “levemente si, a eso le doy una gran importancia al movimiento de las estudiantes, gran importancia, porque si bien es cierto, en este momento lo veo como un movimiento con mucha rabia, rabia justificada por cierto, creo que se tiene que asentar, se tiene que reflexionar, para llegar realmente a una convivencia mucho más justa, mucho más equitativa y que todos nos tratemos como iguales”.

Please follow and like us: